martes, 22 de abril de 2008

Paseo por la Biblioteca

Los domingos procuramos darnos un paseo por la ciudad, uno de ellos nos acercamos a la Biblioteca Pública. Me encanto.

Es un edificio impresionante, su arquitectura, su construcción es singular ya que tiene muchísima luminosidad y es muy amplia.

Lo que más me sorprendió, la cantidad de gente que da uso a la Biblioteca, pero cualquier día, porque volví con la Academia a escuchar un par de narraciones de miedo para adultos, y estaba llena.

Por dentro, es muy colorida las escaleras mecánicas tienen una luz neón amarilla, un entrepiso rojo... me recordaba al hotel Puerta de América de Madrid. Si no habéis estado os lo recomiendo.

Esta Biblioteca es nueva, además decidieron que fuera publica en una votación en noviembre de 1998, "Biblioteca para todos".

Los arquitectos son de una firma alemana, Office for Metropolitan Architects (OMA), trabajaron conjuntamente con otra de Seattle, LMN Architects.















Uno de los arquitectos de OMA se enteró por casualidad, porque vino a vistar a su madre. Esta empresa no había sido convocada al concurso, pero como estaban muy interesados en ello, se presentaron y, finalmente, lo ganaron.


El prepuesto fue alto, como todas estas cosas, pero parte de la financiación fue por una donación de Billy Gates, Microsoft.

La Biblioteca tiene diez alturas. La principal parte del edificio es que está diseñado en forma espiral, vas bajando las diferentes secciones y pisos andando en espiral, pudiendo ver todos los libros y los tienes a tu disposición.

Tienen una zona exclusivamente para ordenadores, hay 400 ordenadores que puedes utilizar. Además hay WIFI gratuito, con lo cual puede llevarte tu portátil y conectarte sin ningún problema.

En en centro del edificio, hay un auditorio que se llama Microsoft Auditorium a nivel de calle, hay un "Living Room" en la tercera planta que es un espacio diseñado para los lectores en la última planta se tienen unas vistas de la Bahía de Elliott.

Hay una sección donde encuentras publicaciones internacionales ... entre ellas vi el ¡HOLA! (me puse al día, aunque la revista tenía quince días) Recordaba las tertulias de los miércoles por mañana en la oficina.

La verdad que todo me sorpredió muchísimo, pero unas de las cosas más curiosas para mí, entre otras, es la cantidad de homeless que leen en la Biblioteca.

1 comentario:

paloma dijo...

No sabes la envidia que me das. Disfruta muchísimo. Estos meses seran inolvidables!En vista de lo cual me voy a estudiar un poquito con mi envidia a cuestas!