martes, 8 de abril de 2008

Compañeros de clase

Todos los días voy a clase de inglés durante 4 horas a la Academia SLA, está situada en Fremont, es una zona hippie, bastante cultural, es un barrio muy singular. Lo que más me sorprendió es que tienen una estatua de Lennin. Me gustó la idea.

Los compañeros que tengo son de diferentes nacionalidades coreana (Howard, Michael y Daniel), japonesa (Tom) y alemana (Eike).

Por supuesto que ni los coreanos ni el japones se llaman así, pero habitualmente se les "bautiza" con otros nombres, en este caso anglosajones, con pronunciación parecida a la suya, ya que a nosotros nos cuesta mucho pronunciarlo. La verdad es de agradecer, pero podíamos esforzarnos un poco, ¿no? Somos la mar de vagos.

Las clases son muy divertidas la mayoría de las veces, porque ellos las hacen que sean así. Siendo de diferentes culturas e idiomas tienen gran sentido del humor. A veces nos cuesta entendernos, no porque tengamos ideas distintas sino por que el acento nos lo complica. ¡Qué distintos sonidos podemos hacer los humanos!

La Academia realiza un montón de actividades, entre ellas fue la siguiente: una de las profesoras, Laura, nos invitó a su casa para cenar, pudiendo llevar a nuestros respectivos y respectivas. Cada uno de nosotros teníamos que haber preparado algo típico de nuestro país: Kartoffelsalat mit Frikadellen, Soba, Kimbab, Jap-Che, Hoppin´John, Strawberry-Rhubard Pie, hala ya tenéis trabajo para saber lo que es cada cosa... no os lo voy a explicar todo, no me seais vagos.

Sé que falta lo nuestro, llevamos, ¿que podíamos llevar unos españoles?... una tortilla de patata y sangría. ¡¡¡¡NO!!!! que podía ser, .... pues claro papas con mojo y gazpacho (fue un éxito, no es por nada). ¿Cómo no habías caído?

Estuvo fenomenal, tuvimos que explicar como se hacía cada plato, fue divertidísimo:


Me toco empezar a mí primero y expliqué lo que era un gazpacho, mi intención era decir que es una sopa de tomate fría (cold tomato soup), pues nada esa noche la tenía torcida y no hacía más que decirlo mal, las profesoras me decían a coro "cold soup" y yo decía "cooled soap", nada que ver. Un desastre.

Hoy, nos han dicho que nos van a separar en el próximo mes y nos hemos quedado un poco tristes, pero conoceremos a más gente que espero que sean igual de majos.

Gracias chicos por hacerme las mañanas tan amenas.

2 comentarios:

gabi campanario dijo...

acabo de 'aterrizar' en tu blog via Aeroroldy. bienvenida a Seattle! un saludo!

Cristina dijo...

Muchas gracias!
Carlos me había hablado de tí, desde entonces me fijo en tus dibujos en el Seattle Times, como el de hoy el fast food. Tienes una nueva admiradora.
Un saludo,
Cristina